Los planes al aire libre y la variedad de destinos turísticos que ofrecen contacto con la naturaleza, hacen del vecino país uno de los lugares más apetecibles del planeta.

Escoger el Ecuador como destino de viaje podría parecer poco seductor para muchas personas, incluso para mí, que siendo este un país que guarda una relación de hermandad con Colombia, no tenía muchas referencias sobre él, y aún estando cerca, parecía distante.

Sin embargo, recorrer Ecuador resulta una experiencia apasionante, sus verdes montañas y atractivos turísticos, así como su cultura multiétnica te invitan a descubrir cada lugar.

El primer destino obligatorio es Quito, que además de ser la capital, cuenta con uno de los atractivos turísticos más visitados del país: la Mitad del Mundo, construido con el fin de resaltar la ubicación exacta de la línea ecuatorial o línea del ecuador, del cual el país toma su nombre.
En este espacio también se encuentra el museo etnográfico Mitad del Mundo, donde se puede conocer sobre la cultura de cada una de las etnias indígenas del país.

Otro de los atractivos de esta ciudad es el teleférico, que al ubicarse al tope de Cruz Loma, ofrece una vista panorámica de Quito, y si hace buen tiempo, es posible observar los volcanes y elevaciones de la cordillera de los Andes que rodea la ciudad como el páramo del volcán Pichincha, el Cayambe, el Antisana, el Cotopaxi, el Rumiñahui y el Pasochoa.

Pero sin duda alguna, recorrer las calles del centro de la ciudad puede ser uno de los mejores planes. Sus calles coloniales con edificaciones de estilo europeo que han sido convertidos en almacenes y restaurantes, cautivan a los visitantes con el suave sonido del jazz entonado por artistas callejeros que se ubican en cada esquina.
Subir al mirador de la catedral o dar un paseo por la calle de las Siete Cruces son dos planes imperdibles.

Planes al aire libre. Además de Quito existen otras opciones para disfrutar de los atractivos turísticos que tiene Ecuador. Algunas de las opciones que se pueden encontrar son la ciudad de Cuenca y Baños de Agua Santa. Esta última se convierte en una de las más apetecidas por los visitantes, ya que ofrece una gran variedad de destinos que se pueden recorrer en grupos a muy bajos precios.

Hacer un recorrido en chiva al son de ritmos latinos, mecerse en el columpio de fin del mundo y tomarse un café con una fritada al pie de la casa del árbol, así como visitar el Pailón del Diablo, resultan el plan perfecto para disfrutar del verde de esta ciudad rodeada de frondosas montañas.

Cabe anotar que la moneda oficial de la República de Ecuador es el dólar americano y sus costos en materia de transporte resultan más económicos comparados con otros países de la región.

Qué comer: Aunque la gastronomía ecuatoriana guarda cierta relación con la colombiana, disfrutar de las humitas, el encocado de camarones, el cevichocho, el pan de yuca, el encebollado, el locro de papa con queso, el seco de chivo o una buena sopa de bolas de verde, resultan una buena opción para disfrutar al máximo su estadía en este país latinoamericano.

 

 

 

Please follow and like us: